La adquisición de la austríaca Best Gaming Technology el pasado verano confirma la relevancia del terminal presencial en la estrategia de las grandes marcas de Apuestas.

Ha transcurrido casi medio año desde que en la segunda quincena de julio Playtech confirmara la compra de BGT por una cantidad inicial de 138 millones de euros.

Un período de tiempo que ha confirmado la apuesta de Playtech por atender la demanda de multicanalidad del cliente final, pero que pone de manifiesto una vez más la conveniencia de no desatender el mercado presencial de la Apuesta.

BGT (Best Gaming Technology) está especializada en el desarrollo y fabricación de terminales presenciales de apuestas, pero con el valor añadido de capacitar una oferta online en la misma máquina auxiliar de apuestas. La compañía austríaca era proveedora esencial de Ladbrokes en Reino Unido. Sólo en el primer semestre de 2016 esta compañía añadió 6.400 máquinas a su oferta en locales de apuestas británicos, cuyo efecto en la facturación bruta ha representado un crecimiento del 144%. El 76% de todas las apuestas realizadas en los terminales presenciales de Ladbrokes tuvo a partidos de fútbol como principales protagonistas. William Hill, mucho más escéptica respecto de los terminales auxiliares de apuestas, incorporó medio millar de máquinas procedentes de BGT en los previos de la Eurocopa del pasado junio.

BGT ha sido igualmente proveedor tecnológico de Coral, Paddy Power Betfair y Betfred en Reino Unido, Codere en España y Admiral en Austria. Todo ello refleja la relevancia de su adquisición por Playtech, que indirectamente se convierte en proveedor natural de la gran mayoría de marcas del panorama internacional.

BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.