360-JP

32 JP españa El video corporativo editado por ANESAR que fue presentado en el Congreso y el homenaje con emoción contenida a cuatro de los fundadores de la asociación en 1982 simbolizaron la trayectoria, la responsabilidad y el compromiso de unos empresarios que en palabras de José Vall "constituimos los mejores aliados de la Administración frente a la oferta de juego ilegal". Que el Congreso de 2022 tuviera como lema 'Sueños de 1982, Propuestas de 2022' resultó extraordinariamente apropiado. El audiovisual, seguramente sin precedentes, recogió la innovación que entraña la propuesta comercial de los Salones; el entorno legal y regulado al cual se subordinan las empresas cuando realizan una inversión de esta naturaleza siguiendo las pautas determinadas por las distintas Administraciones competentes (autonómica y municipal, principalmente); el rol indiscutible del personal de los establecimientos, que se somete a regulares programas de formación; la contribución fiscal que anualmente reporta el colectivo empresarial a las arcas del erario autonómico; la alta cualificación del personal SAT de las empresas operadoras; la calidad y trato al cliente, y; la generación de sinergias con el entorno circulante a partir de servicios asimilados a hostelería y otros directos e indirectos, entre otras derivadas. Y en ese contexto ANESAR reconoció a Juan Antonio Martín Vázquez, Antonio Romagosa Cascante, José Antonio Del Río y José María Pérez Prado. Los cuatro formaron parte de aquel proyecto surgido 40 años atrás y recibieron el reconocimiento del Congreso, como también lo vivieron en la cena de la víspera. Fue Juan Antonio Martín Vázquez quien agradeció al auditorio "el entrañable reencuentro con compañeros de Junta Directiva". Sus nombres están profundamente ligados a otros como Pablo Arranz, Gabriel Benito, Rafael Domínguez, José Pérez Calero, Ramón Vilaró... José Ramón Romero, fundador de Loyra Abogados y colaborador en aquella emergencia del sector Salones en 1982, felicitó la celebración y evocó a través de un video aquellos comienzos "surgidos en buena parte por las restricciones que en 1981 preveía el 'rosonazo' y los temores sobre la continuidad real del sector. La idea siempre fue diferenciar el modelo de negocio". Juan Antonio Martín Vázquez, entonces ya ejemplo de segunda generación en Billares Quevedo, agradeció en nombre de sus compañeros el reencuentro y el homenaje Raúl Rubio, Toni Fornés, Enric Sanahuja y José Vall capitalizaron, conjuntamente con Juan Lacarra, el homenaje a Juan Antonio Martín Vázquez, José Antonio Del Río, Antonio Romagosa y José María Pérez Prado, que ocuparon la mesa presidencial del Congreso Los cuatro homenajeados recibieron una placa conmemorativa en reconocimiento a su trayectoria y empeño empresarial, que en 1982 forjó el origen de la actual asociación Fortalecimiento del sentimiento corporativo y homenaje a los fundadores de ANESAR

RkJQdWJsaXNoZXIy Mzk3MTU=