• JP noticias

    Noticiario Online

    Noticias de la industria del sector del juego y del recreativo

José Sánchez-Fayos resalta la condición voluntaria que entraña la implementación de prácticas de RSC y cuyo seguimiento exigirá la verificación de los indicadores de desempeño.

El presidente de COFAR, Carlos Duelo, defendió el excelente grado de cumplimiento normativo del sector, pero entiende que la sociedad "nos estaría exigiendo un paso más". En ese ejercicio habría que situar el Programa de Acreditación de Juego Responsable en Hostelería emprendido por COFAR, al cual se refirió ayer extensamente el coordinador General de la confederación, José Sánchez-Fayos.
Desde la experiencia atesorada en la Federación Euromat, Sánchez-Fayos resalta "la admiración que merece el marco normativo español. El compliance es objetivable. La cifra de actas es insignificante prácticamente. Pero es a partir de ahí cuando comienza la RSC. Es un paso no coercitivo, sino totalmente voluntario. Eso sí, al ser voluntario, tienes que creértelo".

COFAR insiste en recordar que el bar no es un local de juego, pero estima que empresas y personal que laboran en los mismos deben conocer aspectos propios de la instalación de una máquina B en su interior, que para quienes conocemos el sector nos resultan extraordinariamente familiares. Sería ese conocimiento el que quedaría sometido a verificación de lo que COFAR llamaría 'indicadores de desempeño'. "En ese ejercicio de seguimiento queremos contar con la colaboración de las asociaciones de operadores, la propia hostelería y la certeza que el Programa irá adecuándose a las circunstancias coyunturales que surjan durante su implementación".

En la iniciativa COFAR ha querido contar con la participación de colectivos de jugadores con problemas. "Ellos nos ayudan a comprender la situación desde su propia perspectiva, lo que enriquece este Programa".

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.