El Tribunal de Justicia de la Unión Europea legitima el rol de la Santa Casa de la Misecordia, pero estima que la explotación comercial por internet "un reglamento técnico" que no puede prohibir la prestación de servicios por otros operadores económicos.

La normativa portuguesa, que se sustenta en una reglamentación técnica, no fue remitida para su notificación a la Comisión Europea para que ésta "controle y supervise la protección de la libre circulación de servicios y la libertad de establecimiento", según revela la sentencia, sobre la cual profundizaremos más ampliamente.

El fallo tiene su origen en la denuncia presentada por Santa Casa da Misericordia a Sportingbet y en el litigio con el club de fútbol SC Braga por el patrocinio deportivo de esta marca de Apuestas. Santa Casa solicitaba la anulación del contrato de patrocinio y que se declarara la ilegalidad de las actividades de Sportingbet, además de la publicidad de estas actividades, la condena a Sportingbet para que no explotara juegos de loterías y apuestas mutuas en Portugal, y la indemnización por daños y perjuicios de lo que entendía "actividad ilegal".

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.