Unidas Podemos sigue la misma estrategia que a finales de 2018 promovió Izquierda Unida respecto del juego privado en general diseñando un plan gestado por la dirección para replicarlo en todas las comunidades sin evaluación previa de cada caso concreto y con un discurso implementado por las organizaciones juveniles Rebeldía y Jóvenes IU al grito de "aplicar medidas que lleguen donde el Ministerio no puede llegar".

Baleares, Murcia, Madrid, Catalunya, Extremadura... Todas las comunidades sin distinción y sin consideración acerca de cuál es la regulación y la realidad de la actividad en cada una de ellas figuran en la diana de la estrategia de Unidas Podemos amparándose en "la protección de la población de la desigualdad y en el problema de salud pública".

Las inclinaciones que los dirigentes de Unidas Podemos y desde el propio Ministerio de Consumo se han lanzado en intervenciones públicas para impulsar algo así como una Loapa que arañe las competencias autonómicas sobre la materia se han demostrado para sus impulsores como seriamente difíciles de franquear en razón de las competencias exclusivas que atesoran las comunidades. De ahí que la estrategia busque ahora minar en la propia jurisdicción autonómica la reputación y credibilidad de la actividad (y también de la regulación autonómica correspondiente) colocando en primera línea de la agenda política este asunto. ¿Cómo? A través de organizaciones juveniles vinculadas a la formación política como Rebeldía y Jóvenes IU, que a su vez tienen áreas como Infancia y Ocio, incardinadas en el objetivo.

Resulta irónico que el inicio de la nueva estrategia de acoso y derribo se produjera al día siguiente de la presentación del anuncio del Sorteo de Navidad que invitaba a compartir y el presidente de SELAE, Jesús Huerta, animaba a su compra literalmente.

Las proposiciones no de ley (PNL) son comunes al hablar de limitación de concesiones de nuevas autorizaciones según tasa de población, creación de zonas de riesgo', refuerzo de las inspecciones y dar alternativas a "centros sociales autogestionados por la juventud para tener acceso a un ocio digno y accesible" (literal).

La portavoz de Jóvenes IU, Dana Yoldi, aseguró el viernes sin rubor alguno que "el 25% de los jugadores tiene algún problema de ludopatía" y su colega de Rebeldía, Diana Peinado, fue muy cristalina sobre la estrategia. "Es el turno de las comunidades autónomas para aplicar medidas que lleguen a los ámbitos donde el Ministerio no tiene competencias".

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.