La operación financiera, que se estima en torno a 65 millones de dólares, es justificada por sus promotores como "un paso adelante en la evolución de Bally's Corporation".

Nueva demostración de los movimientos que el poderoso mercado estadounidense está abriendo entre los principales operadores internacionales. Las consecuencias del acuerdo significan una reestructuración del negocio en dos grandes divisiones operacionales distintas que identifican a Bally's Casinos como titular de las propiedades de juego y resorts presenciales y Bally's Interactive, que sirve de abrigo a las operaciones de apuestas deportivas de Bet.Works.

La compañía es propietaria de 14 casinos en 10 jurisdicciones estadounidenses distintas.

Sin embargo, lo más curioso de toda esta operación es la estética que ha acompañado los últimos movimientos del operador. A comienzos del pasado mes de octubre la sociedad Twin River Worldwide Holdings decidió comprar a Caesars Entertainment los derechos mundiales de la marca Bally's, una denominación que es viable desde el pasado 9 de noviembre, aparentemente por una cuestión de nostalgia al encarnar una historia rica en oferta de juego y entretenimiento en Estados Unidos.

Apenas unas horas después de la asunción de la denominación societaria, la compañía ha hecho pública esta nueva actuación que le induce a apostar también por el canal Online.

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.