El plácet del Ministerio del Interior galo valida la operación formulada por la empresa Casigrangi, que se hace con los casinos de Collioure (en la frontera con España), Gruissan, Châtel-Guyon y Port La Nouvelle.

De hecho, la transacción ha afectado a la totalidad del accionariado que hasta la fecha pertenecía a Foch Investissements, Verneuil Finance y Framéliris.

Casigrangi es una sociedad muy reciente, cuya constitución se remonta a octubre de 2018, y que se especializa en casinos de juego bajo la denominación comercial de 'Stelsia Casino', propietario de los complejos de Granville, Megève y Mimizan. La compra de los cuatro nuevos casinos busca posicionarse en el sector francés. La demora en la concreción de la operación obedecía al rechazo de Circus Group, empresa con un importante paquete accionarial en Framéliris, titular de acciones en SFC.

Casigrangi forma parte del grupo empresarial del hombre de negocios Philippe Ginestet, cuya estructura familiar no impide que atesore casi un millar de sociedades vinculadas.

La facturación de SCF entre noviembre y mediados de marzo (inicio del confinamiento) alcanzó los 74 millones de euros. El Ebitda de la sociedad alcanzó 1 millón de euros.

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.