Dos proyectos de ley tramitados paralelamente en el Senado de Arizona enredan las posibilidades de legalización, todavía con el debate abierto sobre si sólo podrán ser retail.

La iniciativa legislativa HB 2813 emprendida por el senador republicano Sonny Borrelli focaliza sus esfuerzos en la legalización de apuestas deportivas y apuestas a carreras de caballos en oferta presencial. Las tribus indígenas titulares de casino quedarían también afectas a las obligaciones derivadas de la ley, pero justamente aquí surge la polémica porque el proyecto determina que el acceso a la titularidad de la gestión lo sería "vía autorización del Estado de Arizona"; las tribus entienden que ese "permiso" huelga porque si quedan obligados a las condiciones requeridas en la norma entonces tendrán que guiarse por las mismas condiciones que el resto de eventuales adjudicatarios, circunstancia que los actuales 'compact' de Juego' de Arizona les exceptúa.

La iniciativa legislativa HB2813 otorga al Arizona Department of Gaming la titularidad como ente regulatorio bajo unas condiciones que excluyen las posibilidades de apostar vía móvil u online.

La otra propuesta legislativa en marcha es la SB1525, que viene a ser un sucedáneo de la propuesta de reforma legislativa emprendida en 2019, cuyo procedimiento fue paralizándose por diferentes razones y que también cuenta con el senador Borrelli como catalizador. En este caso concreto los 24 casinos gestionados por tribus indígenas en Arizona podrían ofrecer apuestas deportivas presencialmente, pero no vía móvil u online; en última instancia requeriría la sanción en referendum.

Ambas iniciativas legislativas relegan los tipos fiscales a discreción del regulador.

Arizona está rodeada geográficamente por Estados que ya han legalizado las apuestas deportivas: Colorado, Nevada y Nuevo México.

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.