La demanda judicial de los propietarios de Magic City Casino contra el 'compact' a la tribu semínola concretado por el Gobernador Ron DeSantis para la comercialización de apuestas deportivas presenciales y online en todo el Estado de Florida halla la réplica del Departamento de Interior de Estados Unidos.

Se trata del acuerdo que otorga a la tribu semínola la titularidad para la explotación comercial por espacio de 30 años de las apuestas deportivas en los casinos de su propiedad. Ya informamos de esta circunstancia y también entonces adelantábamos que se preveía borrasca.

La familia Havenick, que es la propietaria de Magic City Casino en Miami y de Bonita Springs Poker Room, pleitea al entender que la adjudicación de apuestas deportivas viola las leyes federales y causará "un significativo y potencialmente devastador impacto en sus negocios".

El Gobierno federal ya se ha posicionado defendiendo el criterio del Gobernador DeSantis en el proceso judicial abierto en el Estado de Florida, pese a que existen dudas razonables acerca del alcance de las apuestas online porque la ley federal no autorizaría que las apuestas puedan ser desarrolladas más allá del territorio de la tribu, lo que resultaría incompatible con la condición telemática. Es más, en 2018 fue aprobada una enmienda en Florida, según la cual toda expansión de juegos de azar requeriría la votación en un referendum por los habitantes del Estado.

El hecho que este asunto contenga una derivada de alcance federal ha conllevado que el procedimiento judicial también se remitiera a Washington DC con el fin de que un juez emita un Auto preliminar que podría bloquear el desarrollo efectivo del 'compact' firmado por el Gobernador y eventualmente paralizar su desarrollo en Florida.

De momento, los semínolas han descartado iniciar la comercialización de las apuestas deportivas.

BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.