Los abogados de Wynn ya han rechazado las acusaciones asegurando que "nunca actuó como agente de China" y que su defendido no tenía obligación alguna de registrarse en el Registro FARA.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha emprendido una demanda judicial contra el empresario Steve Wynn por no registrarse como agente extranjero en la relación oficial de lobbistas y llevar a cabo actuaciones ante el Gobierno de la República Popular de China durante la etapa del presidente Trump.

Según informa Associated Press, el Departamento de Justicia había aconsejado a Wynn en reiteradas ocasiones en los últimos 4 años que se registrara en el listado de Agentes Extranjeros (FARA en el acrónimo anglosajón de Foreign Agents Registration Act) y supuestamente la demanda ha sido finalmente incoada porque Wynn rechazó hacerlo entonces.

Desde el Departamento de Justicia recuerdan que su función es perseguir criminalmente a personas que no se registran en el FARA. No obstante, en el caso de Wynn admiten que se trata de la primera demanda judicial de esta característica en más de tres décadas.

Allí donde un Gobierno extranjero utiliza a un ciudadano de Estados Unidos como agente para influenciar en decisiones políticas en el país, inscribirse en FARA es imperativo porque le acredita a desempeñar estas tareas, señalan fuentes de la Fiscalía General de la División de Seguridad Nacional recogidas por Associated Press.

Una de las acusaciones vertidas sobre Wynn es que medió para que se le otorgara un visado de entrada al viceministro de Seguridad Pública de China, Sun Lijun, que finalmente no se produjo. El esfuerzo como lobbista también habría incluido conversaciones con el presidente Trump y múltiples visitas a la Casa Blanca para supuestamente abordar aspectos relacionados con China y con el ánimo de velar por sus intereses en aquel país, particularmente en Macao donde acredita una licencia de casino.

FARA deriva de una legislación impulsada en Estados Unidos en 1938 que pretendió desenmascarar las acciones de propaganda de los nazis alemanes. A partir de entonces el Departamento de Justicia exige que toda defensa, labor de lobby o actuación de relaciones públicas en Estados Unidos por un Gobierno extranjero o entidad política tiene que ser comunicada y explicada.

BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Mitos y Realidades del Juego

En torno a la oferta de juego regulada en España han surgido una serie de afirmaciones no ajustadas a la realidad. A través de noticias que aparecerán sucesivamente en este espacio, confrontaremos ciertos mitos que han consolidado principalmente en los medios de comunicación generalistas.

Público o Privado: la esencia del juego no varía, es la misma

¿Acaso el sector del Juego en España es una 'jungla'? Desde 1977 está sometido a una extensa y altísima regulación autonómica y estatal

Jugar forma parte del ocio y del entretenimiento de los españoles en el ejercicio de su libertad y responsabilidad individuales

El consumo de juego real en España, un 50% por debajo de los niveles de 2019

¿Es cierto que hay demasiada publicidad del juego, cuya finalidad es atraer dinero fácil?

Los establecimientos de juego siempre han buscado las zonas urbanas más comerciales y con mayor densidad de población

¿Acaso una empresa autorizada sujeta a multitud de requisitos administrativos, fiscales y normativos puede estar interesada en menores que se cuelan en el local?

Que los establecimientos de juego tengan fachadas opacas y vidrieras oscuras es un criterio normativo impuesto por la Administración

El sector del juego de entretenimiento privado defiende el criterio de distancia entre salones y otros locales de juego cuando se respeta la seguridad jurídica de las empresas

La práctica del juego legal en España es una actividad ejercida por la ciudadanía en el uso de su responsabilidad y libertad individual

España, entre los cuatro países del mundo occidental con un menor indicador de juego problemático

BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.