Las proveedoras que opten al contrato, que les vincularía con el operador público Spor Toto, deben disponer de una sede operativa en suelo turco.

El concurso requiere un contrato tecnológico de servicios de apuestas deportivas de contrapartida y mutuales, cuya duración se prolongaría por espacio de 10 años. Spor Toto, que seguiría bajo la órbita del Estado, deberá asegurar 6.000 puntos de ventas repartidos en todo el país.

Como condición para optar al concurso las autoridades turcas han exigido que la empresa candidata pueda acreditar mas de 500 puntos de venta en cualquier jurisdicción regulada.

Spor Toto y la lotería Milli Piyango son las´únicas opciones de juego legal existentes en Turquía, donde como recordarán nuestros lectores no hace mucho también se autorizaron los futbolines. El juego de azar es siempre una cuestión compleja en países de mayoría musulmana porque las restricciones contrastan con la pasión que concitan apuestas, loterías y el juego en si mismo entre sus habitantes.

BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.