Jocs, SA

La denominación comercial del complejo de juego ya estaba registrada por un competidor y el enlace que uniría dos calles desde el edificio que acogería el casino carece de la autorización del propietario.

El viernes 25 de enero venció el plazo formal para que el ente regulador de Juego andorrano oficializara la licencia a Jocs, SA. Sin embargo, no se produjo y hubo que esperar al comunicado del CRAJ de ayer miércoles para conocer la desestimación de la adjudicación, "como consecuencia de las deficiencias constatadas en la instrucción del expediente presentado por el adjudicatario el 18 de julio de 2018".

Son varios los argumentos que expone el CRAJ para tomar esta decisión. Argumenta que el candidato "no cumplió las disposiciones normativas, ni el pliego de bases". Así, por ejemplo, tenía que acreditar la reserva del nombre comercial y su correspondiente registro de marca para la explotación del complejo". En efecto, la denominación comercial Casino de les Valls ya estaba registrado por Barrière, justamente otra de las sociedades aspirantes en la puja de la adjudicación.

Sin embargo, hay dos detalles particularmente llamativos. El CRAJ constata diferencias entre el proyecto arquitectónico en la oferta y el proyecto validado por el Colegio de Arquitectos. Y como colofón la adjudicataria no podría acometer el previsto enlace de Avenida Meritxell y Prat de la Creu por el edificio que debía acoger el casino porque "el propietario del terreno por donde debería pasar el acceso no habría facilitado la autorización pertinente".

BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.