Los micropagos que se incluyen en muchos de los videojuegos comercializados entre menores deberían regularse conforme con los requisitos del juego de azar, según interpreta el Comisionado de la Juventud de Inglaterra.

Es la valoración tomada por el Comité de Tecnología, Cultura, Medios y Deportes que a lo largo de los últimos meses ha evaluado la situación creada en determinados videojuegos por la inclusión de las 'cajas botín' a partir de la valoración de expertos y de ejecutivos de las principales empresas de la industria.

El Comisionado de la Juventud de Inglaterra no tiene duda alguna sobre la necesidad de acometer la adecuación, luego de publicarse las conclusiones del Parlamento en el documento GamingtheSystem.

El organismo encargado de clasificar los videojuegos en Europa, según edades, PEGI, y otras entidades que canalizan la distribución de estos productos en el mercado europeo han rechazado las conclusiones del Comité a entender que la utilización de estos elementos no repercute en factores de ludopatía.

La pelota queda ahora en el alero del Gobierno británico en el instante de adoptar la pertinente decisión. Si acepta la recomendación, todos estos videojuegos tendrán que prohibirse a menores de edad, además de señalizar convenientemente tal circunstancia en los títulos.

BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.