El proveedor tecnológico obtuvo un crecimiento de la facturación del 23% y del EBITDA del 11%, pero el balance final deparó un saldo negativo neto de 19'6 millones de euros, atribuido a la sobreexposición de la compañía en el mercado italiano.

Los segmentos de producto con mayor evolución en Playtech se identificaron con la división B2B, gracias al buen comportamiento de su oferta de juegos de casino en vivo y apuestas deportivas, en este caso con un aumento de la facturación del 56%, debido fundamentalmente a las ventas de hardware.

Los ingresos brutos procedentes de la operativa específica de juegos de azar descendieron un 2% hasta los 550 millones de euros, pese a que 2019 fue el primer ejercicio completo de actividad de Snaitech, adquirida por Playtech, y cuya facturación creció el 31%, entre otros buenos balances.

Dónde hay que situar las razones del saldo final negativo del ejercicio de Playtech. Seguramente en la fuerte exposición en el mercado italiano donde la presión fiscal aumentó notablemente, y; en la caída de los ingresos de sus divisiones financieras B2B y B2C, particularmente TradeTech Group. De hecho, el presidente de Playtech, Alan Jackson, que dejará la compañía a finales de 2020, ha reconocido el deterioro de TradeTech en el ejercicio con una pérdida de 90 millones de euros.

Precisamente Jackson admitió ayer malos presagios para el ejercicio 2010 a causa del impacto del coronavirus en Italia, la jurisdicción donde la compañía ha centrado buena parte de sus expectativas.

BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.