La decisión cobró efecto el 18 de marzo y se extenderá hasta el 13 de abril, lo que asegura el suministro de contenidos.

Esta medida significa que las únicas personas en condiciones de atender estas reuniones se identifican con los acompañantes de los animales, así como el personal del establo y aquel otro esencial para que la carrera pueda desarrollarse técnicamente.

Las tres entidades responsabilizadas de la organización de carreras de galgos en Nueva Zelanda y el apoyo de la Jockeys Association emitieron una declaración, según la cual queda prohibido el desplazamiento de animales entre la isla del norte y las del sur.

La retransmisión de las carreras seguirá siendo una realidad, a través de las emisoras de televisión vinculadas y la web, aunque las operaciones de las carreras serán reducidas al mínimo.

Esta decisión convierte a Nueva Zelanda en uno de los pocos países donde el deporte de alto nivel sigue en marcha, pese a la situación pandémica que estamos atravesando.

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.