CCOO emite un voto particular al dictamen del Consell de Treball, Econòmic i Social de Catalunya, órgano consultivo, pidiendo que "las personas físicas sin ánimo de lucro no colaboren como distribuidores de boletos de lotería de la EAJA".

El proyecto de decreto de la Generalitat que modifica el reglamento que rige las loterías gestionadas por la EAJA de característica pasiva (léase La Grossa y sus distintas variantes) y que pretende aumentar el atractivo de sus premios ha sido enjuiciado por el CTESC, entidad que analiza y evalúa las iniciativas emprendidas por los diferentes departamentos de la Administración catalana.

En este caso es una reforma significativa porque pretende modificar el decreto 240/2004, de 30 de marzo, del Catálogo de Juegos y Apuestas; el decreto 149/2013, de 9 de abril, que regula las loterías pasivas de la EAJA; el decreto 108/2012, de 2 de octubre, sobre la organización, estructura y funcionamiento de la EAJA, y; el decreto 339/2011, de 17 de mayo, que aprueba el reglamento de comercialización de juegos de lotería organizados y gestionados por la EAJA.

El documento, fechado el 23 de julio, propone a la Generalitat que el artículo 17 del proyecto de decreto (modifica el artículo 16.3 del decreto 108/2012, de 2 de octubre) "una parte significativa de los fondos procedentes de premios no adjudicados sirvan para trabajar en favor de reducir las adicciones al juego en vez de dedicarlos en su totalidad a aumentar los premios para incentivar todavía más el uso del juego".

El examen incluye el voto particular de CCOO, en el cual señalan a la Generalitat "que no tiene que proponer medidas para ampliar dotaciones de premios que hagan más atractivas determinadas prácticas de juegos". En concreto, señalan que "como mínimo el 50% de los fondos no adjudicados reviertan en favor de reducir las adicciones al juego en vez de dedicarlos en su totalidad a aumentar premios para incentivar aún más el uso del juego".

CCOO pide eliminar siete artículos (en concreto del 29 al 35), al no entender que las personas jurídicas sin ánimo de lucro tengan que colaborar como distribuidores de boletos de lotería. A su juicio, "desequilibra la situación existente en favor de una mayor promoción del juego valiéndose de entidades sociales sin ánimo de lucro".

Todo el articulado cuestionado por CCOO es una apología para la colaboración de las personas jurídicas sin ánimo de lucro (inscritas en el Registro Oficial correspondiente) en la distribución de boletos, pese a que no formarían parte de la red comercial, ni percibirían comisión por ello.

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.