AEMEXA recuerda a la Junta de Extremadura que la medida palía en parte la presión fiscal respecto de la pérdida de capacidad económica de la operadora en cuanto al tributo especial, pero menosprecia todos los demás impuestos que afronta en su condición de empresa, a diferencia del resto de actividades económicas que sí han sido consideradas.

La bonificación del 50% limitada al primer trimestre de 2021 incluida en el decreto-ley 1/2021, de 13 de enero, que aprueba programas de ayudas para recuperar y reactivar la hostelería y otros sectores afectados por la pandemia no atiende las expectativas depositadas, y además es identificada por AEMEXA como "injusta y discriminatoria hacia el sector de la Máquina B".

El colectivo empresarial que agrupa a las empresas operadoras de Máquina B recuerda que "las empresas afrontan impuestos de Sociedades, IRPF, IVA, IBI, IAE, etcétera y la tasa fiscal del juego, que es un impuesto especial que grava la previsible capacidad económica que genera la recaudación de la máquina recreativa". La asociación precisa que "la capacidad económica en la actualidad ha desaparecido como consecuencia del dramático desarrollo de restricciones de la actividad".

AEMEXA suscribe el posicionamiento del legislador en la necesidad de paliar en el sector de las empresas operadoras los efectos de las medidas tomadas por las autoridades sanitarias que implican en la práctica un cese de actividad dimanante de la reducción de ésta en establecimientos de hostelería, restauración y de juego, "pero las demandas planteadas no han sido atendidas al limitar su alcance al primer trimestre de 2021".

El sector de la Máquina B considera "discriminatorio" que el decreto-ley 1/2021, de 13 de enero, asigne un programa de ayudas para prácticamente todos los sectores afectados por la crisis sanitaria, incluido el Juego Público a través de los expendedores oficiales de loterías y apuestas del Estado y organismos distintos vinculados al Juego Público de ámbito estatal, pero excluye de forma expresa a las empresas operadoras de Extremadura. "Nuestras empresas soportan las mismas pérdidas económicas y obligaciones fiscales y tributarias. No hay explicación razonable del porqué está discriminación para con el Juego Privado extremeño del programa de ayudas para la recuperación. La bonificación del 50% de la tasa fiscal del juego del primer trimestre de 2021 no hace frente a las pérdidas económicas que padecen las empresas operadoras; únicamente palía en parte la presión fiscal respecto de la pérdida de capacidad económica de las empresas operadoras por el tributo especial".

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.