El cuerpo policial foral emitió el viernes un singular comunicado en el cual comunica que se fijará particularmente que en los locales de juego no se encuentren menores jugando a máquinas o apuestas.

Uno de los riesgos en coyunturas delirantes es que se produzcan redundancias redundantes como la que sorprendió a mediodía del pasado viernes cuando la Policía Foral de Navarra emitió un comunicado oficial que literalmente señalaba los siguiente. "Controles de locales de juego en los meses de febrero, marzo, abril y mayo en entornos de centros educativos de la comunidad foral dentro de la campaña del Plan de Inspección de Juego y Espectáculos en respuesta a la inquietud manifestada por distintas asociaciones, colectivos y asociaciones de padres que señalan la existencia de menores en horarios de recreo y entradas y salidas del horario escolar".

Como colofón el comunicado destaca "el interés por prevenir que los menores se inicien en dinámicas de juego y apuestas porque puede perjudicar seriamente su personalidad".

Y recuerda que las denuncias por este tipo de infracciones serán penalizadas conforme con la vigente ley Foral del Juego.

Es decir, una enorme parrafada que en pocas palabras quiere decir que la Brigada del Juego de la Policía Foral seguirá desarrollando su labor inspectora como venía haciéndolo hasta ahora.

BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.