BANNER-BLANC-1200
BANNER-BLANC-1200

Hasta el 11 de marzo pueden presentarse alegaciones al proyecto de decreto que modifica los reglamentos de Máquinas y Apuestas, y que propone control de acceso 'con persona física', prohibir las redemption en el plazo de 1 año, destinar el 0'7% de lo ingresado por tasa de juego a prevención y tratamiento, y prohibir denominaciones en las fachadas que refieran otros tipos de establecimientos de juego.

Prácticamente todos los argumentos que Fernando Prats ha utilizado a lo largo del último año para rebatir las críticas sobre la política de Juego de su Administración quedan definitivamente en cuestión ante las medidas contenidas en el proyecto de decreto que ayer fue colgado del portal de transparencia de la Comunidad de Madrid. Es más, algunas de las iniciativas reconocen como ciertas algunas de las críticas más feroces vertidas desde la oposición en las últimas semanas en sede parlamentaria. El Gobierno de Garrido ha optado por la 'calle de enmedio' y lo 'políticamente correcto'.

El plazo de presentación de alegaciones abarcará desde el 1 al 11 de marzo, ambos inclusive, tras el acuerdo del Consejo de Gobierno del 26 de febrero que prevé la 'tramitación urgente' del proyecto de decreto.

En aras de una mayor eficacia en el control de acceso, la propuesta expuesta obliga a un servicio de admisión similar al resto de locales de juego para identificar y registrar a las personas que acceden al mismo en coherencia con el principio de tolerancia cero para la entrada de menores y personas vulnerables. Para ese control estipula la presencia de una 'persona física', si bien en el texto también se admite "un sistema técnico previamente homologado" que garantice eficiencia en esta función, y cuya concreción presumiblemente se aclarará en este período de alegaciones.

En clave de 'Menores' las nuevas autorizaciones de Salones y Locales de Apuestas impondrán una distancia mínima con centros educativos de enseñanza no universitaria de 100 metros.

La Comunidad de Madrid propone suprimir la transmisión de las autorizaciones de funcionamiento de Salones, salvo en 'mortis causa' cuando el titular sea persona física. Igualmente frena la utilización en las fachadas de los Salones Recreativos y de Juego de las denominaciones a otro tipo de establecimientos de juego "y/o a juegos cuyo desarrollo no esté autorizado en su interior".

Asimismo sugiere incorporar un destino finalista a los ingresos de la tasa de juego "para políticas de prevención y tratamiento de ludopatías", en concreto el 0'7%, aunque no parece que la fórmula del decreto sea la más ortodoxa.

Hay más aspectos (nuestros lectores pueden acceder a ellos en el enlace adjunto), pero concluimos con la prohibición expresa que se pretende para las máquinas con juegos infantiles o deportivas que otorgan premios en especie. Es decir, las denominadas redemption. La propuesta otorga un plazo de doce meses para que los establecimientos promuevan su eliminación. Una idea absolutamente desproporcionada, pero coherente con la política que ha seguido el equipo de la Dirección de Juego encabezado por Fernando Prats, que jamás ha querido entender lo que es el fenómeno redemption, ni siquiera el concepto de las máquinas A como han podido demostrar en muy diversas oportunidades. La prueba es que, a la menor crítica sobre este producto desde la oposición, cuando es un clásico en el concepto internacional de los Centros de Ocio Familiar, opta por la exclusión del reglamento y, en consecuencia, su prohibición.

¡La definición en apenas un mes!  

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.