Pésimo primer trimestre por cifra de facturación en el juego del bingo, que no alcanzó siquiera el umbral de los 70 millones de euros, pese a unirse otros dos establecimientos hasta los 50.

La expectativa de más salas de bingo en Catalunya (hasta 19 establecimientos estarían pendientes de aperturar o muchos de ellos ya lo habrían hecho en las últimas semanas) está generando paradojas como las que los tozudos balances económicos se ocupan de mostrar.

El primer trimestre del bingo plus sólo generó unas ventas de 69'56 millones de euros, un guarismo ciertamente escaso que se quedó a casi 2'5 millones de distancia de la facturación acreditada justo un año atrás.

Pese a coincidir con los meses de enero y marzo, que en 2018 fue pródigo en partidas a 6 euros, el balance del periodo no arroja partida alguna con este valor facial, lo que sin duda puede identificarse como todo un signo coyuntural de la economía.

El bingo electrónico no se desentonó en esta atonía del trimestre. Los 3'13 millones de euros jugados quedaron por debajo de los registros de períodos precedentes, aunque el producto sigue actuando como complemento de la oferta de las salas.

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.