UNIDESA

Mossos y Policía Local de la localidad barcelonesa detuvieron a un hombre de 33 años que se valía de una pistola simulada y para el que el juez ha decretado prisión provisional.

Llevaba una bolsa de plástico en la cabeza e intimidó a la empleada con una supuesta arma de fuego con el propósito de llevarse el dinero de la recaudación. Aquéllo sucedió a finales de mayo. Dos semanas después el mismo modus operandi en idéntico Salón iba a ser utilizado por el asaltante.

Los Mossos, que ya habían iniciado la investigación el 25 de mayo en el robo del establecimiento en la hora del cierre, lo detuvieron infraganti. Al registrarle hallaron el arma simulada que utilizó en los atracos. Tras pasar a disposición judicial, quedó en libertad con cargos.

Pero es que diez días más tarde del segundo suceso, el arrestado intimidó con arma de fuego simulada a la empleada del mismo Salón. En este caso con la agravante de amenazar a dos testigos para que cambiaran la versión de los hechos

Agentes de Policía Local lo detuvieron la pasada semana a requerimiento policial y en este caso el juez decretó ingreso en prisión y medida cautelar de alejamiento de los testigos.

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.