Es la segunda vez desde el comienzo de los sorteos de La Grossa en 2014 en que el gordo no completó su venta y la mayor parte de sus premios regresaron a la Generalitat.

Ha vuelto a pasar, pese a las medidas adoptadas en los últimos meses por Lotería de Catalunya para reducir precisamente el riesgo de situaciones similares. El premio gordo de Lotería de Sant Joan (sorteo celebrado el lunes 24 de junio) fue el 13.156 de la serie 18. Los únicos afortunados fueron quienes se hicieron con los 13 boletos vendidos en un estanco de Molins de Rei (Barcelona) sobre un total de 35 que componían la serie. Es decir, los 42 restantes tuvieron que ser devueltos por lo que las cantidades premiadas regresaron a la entidad impulsora del juego, seguramente lo peor que puede ocurrirle a un organizador de loterías. El titular del estanco reconoció a la televisión autonómica catalana que devolvió los boletos porque nadie los compraba.

No es la primera vez que sucede algo así. Fue en el estreno de La Grossa de Cap d'Any en 2014 cuando el premio gordo quedó también desierto.

La edición 2019 de La Grossa de Sant Joan se pusieron a la veta 2'8 millones de boletos. Sin embargo, el comunicado oficial del sorteo remitido el mismo lunes por Lotería de Catalunya no reportó cuál fue el volumen de ventas de esta edición.

Lotería de Catalunya emprende en las próximas horas la campaña para La Grossa de Cap d'Any, cronológicamente el primero de los sorteos que actualmente configura la trilogía y cuyo desenlace tendrá lugar el último día del año.

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.