El regulador de Juego vasco insiste que cumplir 'horarios' es crucial, que el propio sector Salones "ha vivido un período de ansiedad", y que está muy atento a los movimientos inversores en Bingo para no pervertir el concepto de este tipo de locales.

Análisis de coyuntura profundo el que la revista Joc Privat (JP 325) de Julio mantiene con Aitor Uriarte, el titular de la Dirección de Juego del Gobierno del País Vasco, cuya gestión tampoco ha quedado indemne de los efectos del 'ruido mediático' por el eco que naturalmente reverbera en la clase política. Sin embargo, sus declaraciones revisten un claro intento por huir del 'ruido' y centrarse en la realidad de los hechos, que son muy claros en cuanto al bajísimo número de incidencias por menores en locales de juego de su comunidad a lo largo del último año en un volumen superior a las 3.000 inspecciones, y por la incontinencia política que en muchas otras jurisdicciones autonómicas ha derivado en la adopción de rápidas medidas, a las cuales Uriarte opone la "necesaria reflexión".

Hablamos del Observatorio del Juego, que a finales de año revertirá en resultados y, en consecuencia, en decisiones, pero también abordamos la emergencia de nuevos proyectos inversores de Bingo en esta comunidad, cuyas iniciativas empresariales están siendo seguidas muy atentamente por la Administración vasca porque no se quieren identificar como 'atajos' para la apertura encubierta de Salones aprovechando que la contingentación de Bingos (vía aforo) tiene todavía un amplio recorrido.

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.