Las partidas de bingo tradicional persisten, pero su cuota comienza a quedar fuertemente desplazada por el bingo electrónico de sala.

El debut del BES en Cantabria se produjo el 3 de mayo, es decir, prácticamente en el ecuador del segundo trimestre del año, cuyos guarismos definitivos advierten el protagonismo creciente de esta modalidad en detrimento del bingo tradicional.

Las ventas por bingo tradicional se limitaron entre abril y junio a un total de 589.032 euros, un guarismo claramente residual si tomamos en consideración que las ventas en el primer trimestre fueron muy flojas, pero no estuvieron por debajo de los 3'23 millones de euros.

Por contra, el BES completó el segundo trimestre con un total de 3'44 millones de euros, lo que significa que el futuro a corto y medio plazo de la actividad se moverá por este canal que potencia claramente el menú de premios. La modalidad electrónica (no el BES que comenzó el 3 de mayo) de bingo en el primer cuarto del año acreditó 1'44 millones.

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.