El censo castellano-leonés de máquinas B menguó en 285 unidades, mientras que el de máquinas E y E1 creció en 81 al concluir el ejercicio 2019.

El año 2020 comenzó en Castilla y León con un parque de 13.644 unidades B para su explotación comercial por las 304 empresas operadoras especializadas en este tipo de producto y los 65 focalizados en Salones de Juego.

Sobre el total de 13.644 máquinas B repartidas en establecimientos de Hostelería y Salones de esta comunidad hay que precisar que 1.559 estarían acogidos a dos figuras tributarias autorizadas en el ordenamiento de Castilla y León: el 'almacén fiscal' y el 'almacén máquinas'. En el primer caso se contabilizaban 674 unidades, que la operadora puede destinar en un máximo del 35% con el mínimo de 1 máquina en el trimestre natural beneficiándose de una bonificación fiscal. En el segundo ('almacén máquinas') las máquinas pueden permanecer en el almacén de la operadora aún estando de alta, pero no en explotación, por lo que en tal situación carecen de repercusión fiscal.

Por su parte, las E, cuyo funcionamiento se basa en juegos de bingo y limitan su instalación en locales de juego, sumaron 267 unidades, lo que significa un descenso respecto de 2018, mientras las E1 (instalables exclusivamente en Salón, Bingo y Casino) crecieron hasta las 162.

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.