La recaudación líquida por tasa de juego procedente de las máquinas B y de las 54 máquinas C que operaron en el ejercicio se aproximó a los 20 millones de euros.

Ayer nos hacíamos eco de las reflexiones del diputado popular en el legislativo autonómico extremeño Luis Alfonso Hernández Carrión sobre la atomización, la condición mayoritaria de empresas de corte familiar, la generación de empleo y, por supuesto, la contribución tributaria de las operadoras de Máquinas B y C de esta comunidad. En esa misma intervención apelaba a la Junta a actuar con rigor "para no matar la gallina de los huevos de oro".

Hernández Carrión refería que la recaudación anual por vía fiscal del sector es de 20 millones de euros. No es exactamente así, pero no hace falta ponerse estupendos sobre el particular porque no anda lejos. Lo ingresado por la Junta en 2019 procedente de la tasa de juego sobre Máquinas B y C fue de 19'59 millones de euros. Una cantidad que mejora ligeramente los 19'36 millones de euros ingresados en 2018.

Si realizamos una evaluación de lo recaudado en 2019, observamos que es el mejor dato de los últimos años. Hay que remontarse al 2011 para hallar una cifra de ingresos superior: fueron 21'20 millones de euros. Desde entonces la tendencia ha sido inequívocamente a la baja, precisamente como consecuencia del impacto en el sector de la grave crisis económica a caballo de las dos primeras décadas de este siglo, y que en los dos últimos ejercicios logró remontar tímidamente hasta los referidos 19'59 millones de 2019.

La contribución de las empresas operadoras es capital en las cuentas presupuestarias de la Junta por este concepto, ya que esta partida sigue representando casi el 80% de lo recaudado por todos los subsectores del Juego Privado Presencial de la comunidad.

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.