La propuesta de reforma del reglamento de Máquinas, sometida a alegaciones desde hoy y hasta el 17 de julio, "prohibe cualquier manifestación publicitaria subliminal que, a través de la incidencia o estimulación del subconsciente, pretenda invitar, incitar o inducir a la práctica del juego".

¿Se imagina alguien al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, en sus pláticas refiriendo la prohibición pretendida aplicada a los juegos de SELAE y ONCE, a los cuales dio la bienvenida al concluir el confinamiento? Tal como podemos ver en la imagen que preside esta información publicada por El Diario Montañés el 15 de junio, las casetas de la ONCE, que se reparten por la geografía cántabra al alcance de menores, no se contienen "subliminalmente" en el instante de "estimular el subconsciente". Lo dicen claramente y sin tapujos: 'Gana 90 millones de euros en el EuroJackpot' o 'Cuando juegas tú, jugamos todos'. ¿Es coherente? El literal de la sugerencia formulada para la reforma del artículo 54 del vigente reglamento de Máquinas de Cantabria (decreto 23/2008, de 6 de marzo) se reconoce como algo más propio de los psicoanálisis de Freud que de la gestión del entorno hacia donde determinados políticos han decidido embarcarse fruto de un aparente 'pánico escénico', cuya consecuencia es el ridículo más absoluto porque la normativa vigente en Cantabria ya impide la difusión publicitaria, pero se trata de rizar el rizo. En el caso de este proyecto de reforma en período de alegaciones se trataría de la novedad más significativa con diferencia dentro del apartado relativo a Publicidad, cuya justificación desde el Ejecutivo autonómico se escuda en el argumento de la "seguridad jurídica".

Otros aspectos incorporados en la iniciativa de reforma normativa incluyen la asignación de 50 metros cuadrados como superficie útil mínima en Salones Recreativos, que en el caso de Salones de Juego se fija en 150; la altura mínima del Salón, en los 2'70 metros y excepcionalmente a 2'50 metros, siempre que no se supere el 50% de superficie. El 70% de la superficie útil como mínimo tiene que destinarse a instalación de máquinas y aseos, mientras el 30% restante a mesas, sillas y elementos decorativos. Igualmente en el artículo 65 propone que la oferta del Salón nunca pueda ser inferior a 10 máquinas (multipuesto incluidas).

Las otras dos grandes propuestas de modificación se refieren a los artículos 61 y 62 del vigente reglamento de Máquinas.

En el primer caso, refiere el procedimiento para hacerse con la 'autorización provisional' y la 'autorización definitiva'. Toda empresa tiene que estar inscrita en el Registro de Juego como empresa de Salón; solicitará el acceso a la 'autorización provisional' para la apertura de un Salón, previa a la petición de licencia municipal de obra. Adjuntará una serie de requisitos indicados y, si los reúne, la Consejería emitirá la 'autorización provisional', que puede perder vigencia si, transcurrido un mes desde la notificación de respuesta a la consulta, no hubiera conllevado la solicitud de licencia municipal de obra y actividad, o bien si ésta se hubiera solicitado en un plazo inferior, pero no dispusiera de la misma en el plazo máximo de 24 meses desde su petición al ayuntamiento. La validez de la 'autorización definitiva', que se fijaría en 10 años, sería transmisible bajo cualquier fórmula en derecho, siempre que el adquirente permanezca inscrito en el Registro de Juego.

En el caso del redactado del artículo 62 plantea como razones para la extinción de la 'autorización definitiva' su expiración de vigencia y la baja ante la Consejería. Como motivos para la revocación, la pérdida de los requisitos que determinaron su otorgamiento, o bien por no reponer las fianzas en plazo si se redujera su cuantía, o bien por sanción conforme con el régimen sancionador dispuesto en la ley del Juego. La autorización requeriría modificación en supuestos de cambio de superficie del Salón, cambios en la distribución interna del Salón o cambios de puertas.

Foto: Diario Montañés

BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Mitos y Realidades del Juego

En torno a la oferta de juego regulada en España han surgido una serie de afirmaciones no ajustadas a la realidad. A través de noticias que aparecerán sucesivamente en este espacio, confrontaremos ciertos mitos que han consolidado principalmente en los medios de comunicación generalistas.

Público o Privado: la esencia del juego no varía, es la misma

¿Acaso el sector del Juego en España es una 'jungla'? Desde 1977 está sometido a una extensa y altísima regulación autonómica y estatal

Jugar forma parte del ocio y del entretenimiento de los españoles en el ejercicio de su libertad y responsabilidad individuales

El consumo de juego real en España, un 50% por debajo de los niveles de 2019

¿Es cierto que hay demasiada publicidad del juego, cuya finalidad es atraer dinero fácil?

Los establecimientos de juego siempre han buscado las zonas urbanas más comerciales y con mayor densidad de población

¿Acaso una empresa autorizada sujeta a multitud de requisitos administrativos, fiscales y normativos puede estar interesada en menores que se cuelan en el local?

Que los establecimientos de juego tengan fachadas opacas y vidrieras oscuras es un criterio normativo impuesto por la Administración

El sector del juego de entretenimiento privado defiende el criterio de distancia entre salones y otros locales de juego cuando se respeta la seguridad jurídica de las empresas

La práctica del juego legal en España es una actividad ejercida por la ciudadanía en el uso de su responsabilidad y libertad individual

España, entre los cuatro países del mundo occidental con un menor indicador de juego problemático

BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.