La multinacional tecnológica redujo su deuda financiera neta un 72'5%, pese al descenso del 21'6% en la cifra neta de negocios a causa de la pandemia que los ha situado en 114'4 millones de euros.

La sólida posición financiera, la diversificación geográfica, la capacidad de innovar y adaptar su oferta a la 'nueva normalidad' y la reducción de gastos fijos en un 11'6% son las claves que desde la compañía se reivindican en el balance del ejercicio 2020. El resultado consolidado después de impuestos en el ejercicio ascendió a 6'4 millones de euros.

Buena prueba de la diversificación es que España representa en la cifra de negocio total de Azkoyen el 15'4% del volumen total. Alemania sigue capitalizando la mayor cuota con el 35'2%, mientras Bélgica copa el 10'2%. De hecho, los productos y servicios dispensados por Azkoyen alcanzan a 95 países en los cinco continentes.

La División de Pagos Electrónicos observó nítidamente las consecuencias de la pandemia: en marzo inició un descenso que se recuperó gradualmente hasta alcanzar los 29'8 millones de euros.

Precisamente en este período Azkoyen ha reafirmado sus esfuerzos en I+D+i que dan pie a la solución automatizada de control de efectivo que ayuda a gestionar el negocio de una manera más efectiva y a potenciar la higiene en el establecimiento (serie Cashlogy), el lanzamiento del nuevo sistema de pago sin efectivo Dynamos, y el nuevo lector de tarjetas de crédito sin contacto PMT Nebular Pay, ambos bajo la marca Coges.

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.