Los dos candidatos a la licencia del complejo de juego en Andorra presentan querella criminal contra Víctor Tàpies al acusarlo de trabajar en el CRAJ y en la sociedad inicialmente vencedora, lo que niegan Jocs y el Govern.

La estela del concurso del pretendido Casino de Andorra quema un nuevo episodio, tras la no adjudicación de licencia a Jocs a finales del pasado febrero. Genting y Cierco-Partouche han acusado al consultor Víctor Tàpies de corrupción por supuestamente no haber avisado al Consell Regulador Andorrà del Joc (CRAJ) de la incompatibilidad que reunía haber colaborado en la candidatura de Jocs, SA, que posteriormente sería la adjudicataria. En esa misma demanda piden aclarar a la Administración s Tàpies llegó a tener secretaria en el CRAJ, al margen que aseguran disponer de documentación que le relacionaría con el abogado del Govern, Joan Monegal.

La información adelantada ayer por Diari d'Andorra recoge el rechazo de todas las acusaciones por parte de la sociedad Jocs, SA, que niegan relación alguna con Tàpìes.

El consultor habría formado parte del proyecto cuando la sociedad Bomoso viajó a Viena para reunirse en noviembre de 2015 con Casinos Austria, relación que se habría truncado cuando Bomoso siguió relacionado con Casinos Austria, mientras Jocs entablaba relación con Novomatic.

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.