La inicial adjudicataria comunicó ayer que en las últimas semanas ha atendido todos los requerimientos que el CRAJ le ha trasladado y que su mirada sigue focalizada en el pazo de dos años para hacer realidad el proyecto.

Jocs, SA reiteró ayer que lo tiene todo a punto para que el Principado de Andorra cuente con un nuevo atractivo turístico no más allá de 2021. De hecho, los diferentes equipos técnicos dedicados al proyecto siguen con labores preparatorias de trabajos de ingeniería y de construcción del edificio que albergará el casino, y de áreas complementarias como seguridad, tecnología, gastronomía, espectáculos, congresos o promoción y marketing.

Esta estrategia respondería al hecho que Jocs ha atendido en todo momento los requerimientos que el Consejo Regulador Andorrano del Juego (CRAJ) les ha trasladado durante el último año.
La sociedad confía que en los próximos días se otorgue definitivamente la licencia.

El pasado 30 de enero el CRAJ denegó la autorización otorgada inicialmente a Jocs, SA alegando "una serie de incorrecciones en la tramitación del expediente".

BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.