Antonio Garamendi pide que los 15.000 millones de euros transferidos a los ayuntamientos se destinen a suprimir el IBI y ayudar a la hostelería en vez de a gastos corrientes.

Durante su intervención ayer en el Nueva Economía Forum Garamendi entiende una contradicción que los ERTE concluyan el 31 de enero y el 'estado de alarma' el 9 de mayo. "Es una fecha que genera una situación de indefinición enorme y poco favorable para las empresas que no saben a qué atenerse", señaló. "El planteamiento tenía que haber sido a 15 días o un mes. Los cierres adoptados en la hostelería por determinadas comunidades autónomas está causando un daño irreparable. No puede pedirse a estos sectores que asuman una parte de las cuotas a la Seguridad Social de los trabajadores en ERTE. Por eso las exoneraciones tienen que llegar al 100%".

A juicio del presidente de CEOE, "lo más fácil es decir que se cierre, pero hay medidas eficaces desde el punto de vista sanitario que no suponen el cierre".

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.