El coordinador General de COFAR, José Sánchez-Fayos, reflexiona sobre los frentes de las empresas operadoras de la B en Hostelería a preguntas de la revista Joc Privat (JP342) en la actual coyuntura económica, social y política de la industria.

El segundo semestre de 2020 ha sido extraordinariamente duro para las empresas del sector. "Cierto que la actividad se retomó fundamentalmente en el tercer trimestre, pero de inmediato lo hizo con restricciones de aforo y horarios que lógicamente mermaron de forma muy significativa los ingresos de la operación. A esta circunstancia hay que sumar el fenómeno del teletrabajo que derivó en una menor circulación de gente en los núcleos urbanos, lo que supone que los locales de hostelería se resintieran por tal circunstancia", explica Sánchez-Fayos. El estrechamiento del vínculo de la empresa operadora con Hostelería se ha reforzado en este período. "Hemos renovado y actualizado las relaciones con sus diferentes asociaciones patronales. En COFAR ya habíamos emprendido ese camino con el Programa de Juego Responsable, que conllevó la firma de diversos convenios de colaboración, pero estos meses tan difíciles las han consolidado".

En COFAR no han percibido, salvo excepciones, la necesaria sensibilidad de las Administraciones ante unas circunstancias coyunturales como las vividas. "Es cierto que las Administraciones están desbordadas y con pocos recursos. Sin embargo, el tratamiento otorgado a las empresas operadoras en general ha sido más bien escaso: más allá de la bonificación de la tasa de juego por los días en que las máquinas no han podido operarse, no se ha conseguido nada. Y alguna comunidad ni tan siquiera ha concedido la bonificación o compensación. Habrá que recurrir para su reclamación a la vía contenciosa. En los próximos meses veremos de qué forma reclamar por las reducciones de aforo, horarios y demás limitaciones que indudablemente han afectado muy negativamente a la actividad", explica José Sánchez-Fayos.

La implementación del 'teletrabajo' incorpora una herramienta para quedarse. Según el representante de COFAR, "la gran mayoría de comunidades autónomas tiene bien implantados los sistemas de gestión telemática, que lógicamente en estos meses han mejorado. No tengo duda que seguirán haciéndolo en el futuro".

¿Ha podido hacer algo más el sector, o bien la ideologización en el enfoque del regulador está frustrando eventuales avances?
El coordinador General de COFAR defiende la labor realizada. "Se ha hecho todo lo que se ha podido. Si a la actitud que muchas Administraciones muestran hacia el sector del Juego le añadimos los problemas derivados de la pandemia, el resultado no puede ser peor. Sin duda el escenario es muy difícil en algunas comunidades autónomas, pero es nuestra obligación seguir intentando explicar la realidad de nuestra actividad".

¿Qué objetivos sectoriales deben marcar el primer semestre de 2021?
A juicio de José Sánchez-Fayos, "el sector no podrá normalizarse hasta que la pandemia no concluya o al menos se reconduzca de manera importante. Creemos que la situación mejorará en el segundo semestre. El primero será parecido al último de 2020, pero en este tiempo tenemos que seguir exigiendo la bonificación de la tasa durante los períodos de inactividad de las máquinas recreativas. Sin duda, tenemos que lograr algún tipo de compensación por las limitaciones a la actividad que seguirán a medio plazo, ya sea vía aforo, o bien reducciones en los horarios".

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.