La Comisión de Salud Pública y el Ministerio de Sanidad actualizaron el documento de 'Actuaciones de Respuesta coordinada para el control de transmisión Covid (semáforo Covid)', que seguía imperturbable desde el 22 de octubre, y "recomienda" el cierre del interior de la hostelería cuando las comunidades tengan un indicador de incidencia superior a 150 contagios por cada 100.000 habitantes.

Lo volvió a indicar el responsable de enfermedades infecciosas del Hospital Vall d'Hebrón de Barcelona, Benito Almirante, en declaraciones a Onda Cero el viernes pasado: "es una cuestión de responsabilidad personal y es en las reuniones privadas donde se producen la mayoría de contagios". Sin embargo, en el ámbito político el foco sigue centrado en la hostelería y restauración por mucho que desde el Ministerio de Sanidad se reitere que se trata de un "documento de recomendaciones comunes y cada comunidad evalúa el riesgo y establece las medidas adaptadas a su nivel de alerta, situación y contexto".

La Junta de Andalucía anunció el mismo viernes que no entraba en su planteamiento adoptar esa medida de cierre cuando se alcancen los 150 casos. "No vamos a cambiar unos criterios cristalinos porque el Gobierno de España esté en las ocurrencias como cuando plantearon el inicio del 'toque de queda' a las 20 horas en Semana Santa", dijo el vicepresidente, Juan Marín. "A los hosteleros hay quedarles certezas dentro de las incertidumbres que tenemos".

En la presente información adjuntamos el documento 'Actuaciones de Respuesta coordinada para el control de transmisión Covid (semáforo Covid)', cuya modificación no se había producido desde el pasado 22 de octubre. Es decir, el adjunto es el nuevo referente con fecha 26 de marzo de 2021. La Hostelería en general se incluye dentro de la categoría de 'riesgo alto' que en los niveles 3 y 4 propone el cierre; en el nivel 2 la apertura del aforo interior a un tercio, y en el nivel de alerta 1, apertura del aforo interior a un máximo del 50%. En esa misma consideración de 'alto riesgo' son incluidos los establecimientos de juego en general, a los cuales remite las mismas características de hostelería.

Sin embargo, lo que resulta llamativo y bastante equívoco con la realidad es que se identifique a hostelería y locales de juego en general con la definición de 'alto riesgo' que anotamos a continuación, lo que una vez más revela la escasa atención que nuestros políticos suelen prestar a los hechos:

"contacto estrecho y prolongado; espacios cerrados; ventilación escasa o deficiente; concurrencia de muchas personas, y; actividades incompatibles con el uso de mascarilla". Una definición que debería tener una respuesta reivindicativa por parte de las patronales sectoriales hacia el Ministerio de Sanidad porque dista bastante de la realidad.

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.