Las empresas y autónomos, entre los cuales figuran las empresas del sector del Juego, que pretendan acceder a estas medidas extraordinarias de apoyo, siguen obligadas a lo dispuesto en el artículo 3.5, según la Disposición Final Primera del real decreto-ley 6/2021, de 20 de abril (BOE del 21 de abril) y tienen que acreditar que la actividad se clasifica en los códigos del CNAE.

Cuando el volumen de operaciones anual declarado o comprobado por la Administración en el IVA haya caído más de un 30% respecto de 2019 y en el caso de estimación objetiva en el IRPF.

Si se trata de grupos consolidados que tributen en el Impuesto de Sociedades en el régimen de tributación consolidada se entienden elegibles como contribuyente único y no cada una de las entidades que lo integran por lo que el volumen de operaciones a considerar para determinar la caída de la actividad es el resultado de sumar todos los volúmenes de operaciones de las entidades que conforman el grupo.

También son destinatarios potenciales empresarios o profesionales, entidades y grupos consolidados que cumplan los requisitos citados anteriormente y que en la declaración del IRPF de 2019 hubieran declarado un resultado neto negativo por las actividades económicas en las que hubiera aplicado el método de estimación directa para su determinación, o bien hubiera sido negativo en dicho ejercicio la base imponible del IS o IRPF de no residentes antes de la aplicación de la reserva de capitalización y compensación de bases imponibles negativas.

Las Comunidades y Ciudades Autónomas fijarán los criterios para las ayudas por destinatario sin superar los siguientes límites máximos:

  1. 3.000 euros empresarios o profesionales que apliquen el régimen de estimación objetiva en el IRPF.
  2. Empresarios y profesionales con volumen de operación anual declarado o comprobado en el IVA o tributo indirecto equivalente hubiera caído más del 30% en el año 2020 respecto de 2019 la ayuda máxima a conceder será:
    • 40% de la caída del volumen de operaciones en 2020 respecto de 2019 que supere dicho 30% en empresarios o profesionales que se apliquen el régimen de estimación directa en el IRPF, y entidades y establecimientos con máximo de 10 empleados.
    • El 20% del importe de la caída del volumen de operaciones en 2020 respecto de 2019 que supere el 30% en el caso de entidades y empresarios o profesionales y establecimientos con más de 10 empleados.

La ayuda no puede ser inferior a 4.000 euros, ni superior a 200.000 euros.

Cuando sean profesionales o empresas o entidades con volumen de operaciones en 2020 inferior o igual a 10 millones de euros y no apliquen el régimen de grupos en el IS sólo pueden concurrir a la convocatoria realizada por la comunidad autónoma o las ciudades autónomas en que se ubique su domicilio fiscal.

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.