UNIDESA

La serie de televisión 'Ana Tramel', que se presentó como denuncia "del aumento de casinos y casas de apuestas", augura la divulgación de un escenario sórdido y delinquil que refrende las invectivas desde as cuales mermar la reputación del sector Privado, mientras la cadena pública la anuncia destacando que "enganchará".

Dicen sus autores (Salvador García Ruiz y Roberto Santiago) que "es muy acertado y necesario que esta serie se emita en una televisión pública, debido a la naturaleza de su mensaje". Además, señalan que "la serie tiene un objetivo claramente útil para formar a los espectadores sobre un tema muy poco tratado en televisión". Precisamente porque es un medio público el que está detrás de la serie habría que reclamar rigor y consideración si cabe en los mensajes que quiere trascender, pero si sus impulsores ya avisan que quieren sentar cátedra dirigiendo sus invectivas hacia el sector del Juego a partir de una idea que vislumbra la confusión de los mundos legal/ilegal, además de afirmar durante la presentación que "hay un incremento desmesurado de la oferta del juego privado", interpretamos que en realidad lo que se pretende es marcadamente tendencioso.

Las palabras vertidas durante la presentación de la serie ayer en Málaga no invitan a la duda por cuanto ya avanzan que 'Ana Tramel' trasladará "un mensaje crítico sobre la proliferación de casinos y casas de apuestas", y "sumergiremos al espectador en un viaje hasta las entrañas del juego, de las casas de apuestas y de los casinos". Incluso señalan que "el viaje les ha supuesto un trabajo árduo y muy largo de documentación, de presenciar en primera persona, tanto partidas legales como ilegales en muchos sitios de Europa".

No debe entenderse casual que las aseveraciones de sus autores recuperen frases habituales en el discurso oficial de los últimos meses: "edad media de iniciación al juego a los 17 años" que, a su vez, refuerzan recordando que "no sólo es una barbaridad, sino también una ilegalidad"; "queremos dejar claro en la serie que la ludopatía es una enfermedad"; "hemos visto ruina moral, económica y personal por lo que hemos sentido la necesidad de contar la verdad desde dentro y lanzar preguntas a los espectadores sobre la sociedad que se está creando". Y, por supuesto, no podía faltar la habitual mezcla de online/offline en un mismo saco: "Criticamos el bombardeo publicitario y el reclamo incesante a los adolescentes a través del contenido digital que consumen porque intentan pintar el juego como algo divertido con anuncios engañosos sin ningún tipo de impunidad".

Las series de ficción son justamente éso. Pero lo que nos adelantaron ayer el director-creador y el guionista de 'Ana Tramel' aventura una feroz carga contra la actividad del juego de titularidad privada a mayor gloria del discurso oficial que a buen seguro abundará en los ismos tan habituales en los últimos meses.

 

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.