La Policía Nacional acusa a los detenidos de sustraer la recaudación de las máquinas B en bares de La Rioja, Asturias y Comunidad Valenciana con técnicas muy sofisticadas, que denotarían alto conocimiento.

La acusación es por 75 sustracciones de las recaudaciones de este tipo de máquinas en acciones que se desarrollaban con los establecimientos de hostelería abiertos.

El modus operandi de las actuaciones de los detenidos pone de manifiesto "alta cualificación de los autores porque disponían de conocimientos prrevios de la estructura y funcionamiento de las máquinas, las medidas de seguridad de cada modelo y el modo concreto de romper el sistema", señala el comunicado de prensa de la Policía Nacional con sede en Logroño.

Los robos serían cometidos con el establecimiento abierto, en presencia de clientes y el dueño y sin apenas daños apreciable en las B afectadas, lo que convertía en inadvertibles las sustracciones en primera instancia.

Según la nota policial, el conocimiento de las sustracciones se producía cuando el recaudador detectaba que la recaudación era menor que la registrada por el contador de las máquinas y pensaban que creía que era un error aislado en los contadores. De hecho, fue el recaudador de la empresa operadora quien alertó de la circunstancia al detectar registros irregulares.

BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.