El Indicador de Comportamiento del Consumidor elaborado trimestralmente por Kantar concluyó 2019 en positivo, al mismo nivel que a comienzos de año, pero la prospectiva a corto plazo transmite una percepción más conservadora.

Esta tendencia al alza podría deberse a que los salarios habrían crecido por vez primera desde 2008 por encima del IPC, pero también por la disminución del tipo de interés de las hipotecas. Ambos son factores que inciden en el incremento de los recursos económicos disponibles en los hogares por lo que persiste la impresión de preservar los niveles de consumo.

Al colocar la mirada en el futuro, los consumidores son mucho más conservadores e incluso se aprecia una ligera caída de cuatro puntos en el referente de Previsión de la situación económica del Hogar'. Es decir, 2020 se observa con recelo y se subraya una diferencia de 72 entre cómo se percibe la economía doméstica y la economía del país, la mayor distancia entre ambos criterios desde 2017.

Aunque la sensación generalizada para 2020 es que habrá más desempleo, el 62% de los consumidores creen que sus ingresos se mantendrán en el presente año, idea que se reforzó en el último trimestre de 2019. Como contrapartida, un 21% de la población opina que sus ingresos pueden bajar, o bien declara no saber cómo evolucionarán; ambos criterios han crecido más de un 25% respectivamente en el último período del año.

La aportación de Kantar coincide con la difusión ayer martes de los datos de empleo y cotización a la Seguridad Social en el mes de enero de 2010, que reflejaron un notable aumento del paro, concretamente a niveles no vistos desde enero de 2013.

BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.