UNIDESA

La Gambling Commission implementa nuevas medidas, básicamente mayores exigencias para que las licenciatarias proporcionen información más clara a sus consumidores.

Las nuevas medidas, que entraron en vigor el pasado 29 de julio, son de obligado cumplimiento para todas las compañías privadas y autoridades locales que directa o indirectamente gestionan loterías en Reino Unido.

Entre las disposiciones figuran aspectos relacionados con los límites de ganancia individuales o los premios máximos a comercializar, pero las principales incidencias tienen que ver con el imperativo de que todas las entidades involucradas en este tipo de oferta quedan obligadas a un mayor grado de transparencia para con sus consumidores.

Las medidas adoptadas sintetizan las conclusiones de una consulta emprendida por el ente regulador de Juego británico en diciembre de 2019.

En el capítulo de premios las nuevas directrices estipulan, entre otras, que el total máximo de ganancias de una apuesta individual pase de 4 a 5 millones de libras, mientras que el premio máximo individual lo haga de las 400.000 a las 500.000 libras.

Sin embargo, el gran objetivo de estos cambios es propiciar mayor información al consumidor. Las empresas operadoras de loterías tienen que "proporcionar información más transparente y clara al consumidor sobre qué cantidad y a qué entidades benéficas reportan parte de sus beneficios". Igualmente las empresas tienen que aclarar con exactitud qué cantidades son destinadas a premios y qué probabilidades de lograr el premio tiene el consumidor, siempre antes de formalizar la participación de éste.

En Reino Unido son medio millar los licenciatarios que de una forma u otra gestionan loterías. De ahí el grado de incidencia de este tipo de productos en la sociedad británica.

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.