La medida, que podría ser una realidad a comienzos de 2023, impediría el acceso a modalidades como Lotto o Thunderball, particularmente populares.

La elección del año 2023 no sería casual, puesto que entonces ya debería haber quedado resuelta la renovación o sustitución de la licencia en poder de Camelot. Que los menores de 18 años no pudieran jugar a Lotto o Thunderball no sería la única circunstancia significativa. Esta decisión entroncaría también con el acceso a través de internet por perfiles de edad de 16 o 17 años, pero también a ‘rascas’ que se venden en gasolineras o supermercados y que, si se confirma esta decisión, requerirían la identificación para para validar sus boletos.

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.