Los desarrolladores de Videojuego serán perseguidos, si fracasan los filtros de prevención de menores al juego de azar, avisa la Gambling Commission.

Los videojuegos Call of Duty y Counter-Strike fueron aludidos con reiteración por los diputados británicos que el pasado viernes participaron en una audición del Comité de Asuntos Digitales, Medios de Comunicación, Cultura y Deporte del Parlamento, área en la cual suelen abordarse aspectos relacionados con Juego.

Este tipo de sesiones no son nuevas y recientemente informábamos de las explicaciones sobre las 'cajas mágicas' que facilitaron directivos de empresas de Videojuego. La diferencia de esta comparecencia es que intervino el director de la Gambling Commission (ente regulador del Juego en Reino Unido), Brad Enright.

No se cortó un pelo y afirmó sentirse "violento por la actual legislación", aunque también aseguró estar listo para regular tales productos si la ley cambiara. Pero sus palabras fueron más allá y afirmó que la actuación se dirigiría a las compañías de Videojuego "que no están haciendo lo suficiente para prevenir a los jugadores cuando les venden los artículos por dinero o posibilitan que jueguen con ellos en webs de terceros". Y en esa crítica se fijaron particularmente en Counter-Strike: Global Offensive de la empresa Valve.

Aparentemente la crítica de la Gambling Commission sería menor respecto de Electronic Arts porque "estarían trabajando para prevenir a sus jugadores en el intercambio de las 'cajas mágicas'".

La utilización de 'premios' que pueden ser obtenidos en el curso del juego, o bien las 'cajas mágicas' que invitan a los jugadores a pagar una cierta cantidad para lograr una recompensa misteriosa, siguen bajo la lupa del regulador. No figuran como 'juego de azar' en la legislación británica porque estos productos no pueden ser intercambiados por efectivo dentro del mismo juego, pese a que pueden ser comprados y comercializados con dinero real en otros espacios y su adquisición puede conllevar un elemento de azar al habilitar una apuesta.

El aviso a los desarrolladores de Videojuegos es claro, al menos desde la Gambling Commission.

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.