UNIDESA

Dirigentes republicanos de Arizona impulsan un proyecto de ley para que las tribus indígenas sellen un compromiso en la distribución de aguas como condición previa para renovar sus condiciones de las licencias de juego que vencen en 2023.

El proyecto de ley 2447 impulsado por el congresista Steve Pierce y la presidenta del Senado de Arizona, Karen Fann, entre otros líderes políticos locales, pretende contribuir a agilizar las negociaciones en esta dirección, valiéndose de la trascendencia que los permisos de explotación de casinos de juego significan para las economías de las tribus indígenas.

La iniciativa legislativa quiere ligar los dos asuntos, a sabiendas que no tiene garantía alguna de éxito. De hecho, las tribus ya han reaccionado advirtiendo que no aceptan este imperativo. Pierce lamenta que en la resolución de este tipo de conflictos como el reparto de aguas "quienes salen ganando sean los abogados". No en vano, sabe que las complejas negociaciones en torno a este punto pueden prolongarse años y ninguna tribu (incluida los Navajos, la mayor en número) se ha expresado a favor de un desbloqueo.

En Arizona 16 de las 24 tribus indígenas reconocidas por el Gobierno federal operan 24 casinos, y las 6 restantes tienen derechos para operar máquinas de azar, aunque hasta ahora tal capacidad la han subcontratado a empresas operadoras.

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.