El Gobierno Erdogan reconoce que las apuestas y juego online en Turquía aumentan exponencialmente, pero no se abre a una liberalización, sino que acentúa la persecución.

Hace unos días conocimos el bloqueo de Wikipedia y YouTube en el país otomano. Ahora llegan noticias directamente de a Autoridad de Tecnología y Comunicación en el sentido que bloqueará locales y webs extranjeras que sostengan portales de juego como parte de esta amplia estrategia.

De hecho, la Dirección de Investigación y Crímenes Financieros ha adelantado que las apuestas y el juego (ilegales en Turquía salvo el monopolio) serán tratadas como crímenes en un proyecto de ley que prevé su remisión al Parlamento.

Las estimaciones que manejan desde la Administración turca es que el mercado de apuestas ilegales desde plataformas de juego online (ilegales) superaría los 800 millones de liras turcas.

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.