UNIDESA

La ley impulsada por demócratas y republicanos, que inyecta financiación a la ciudadanía y a las empresas, es crucial para los 650.000 empleos directos de la industria del Juego y otros 300.000 indirectos.

El Plan de Recuperación Económica (Coronavirus Aid, Relief and Economic Security-CARES Act) pretende dar respuesta al impacto económico del coronavirus en la economía estadounidense que estima unas pérdidas globales de 43.500 millones de dólares.

Precisamente la incidencia de esta ley en la industria del Juego estadounidense ha sido acogida con entusiasmo por la AGA, que ha apoyado e impulsado desde el primer instante una iniciativa de esta naturaleza a través de sus lobbies en Washington.

CARES Act incorpora un paquete de medidas que amplían el seguro de previsión por desempleo a partir de un pago adicional de 600 dólares en cada uno de los cuatro meses siguientes a diferentes perfiles de trabajadores y emprendedores y un fondo temporal completo a cargo del Gobierno federal para las primeras semanas destinados a cada uno de los Estados, entre otras medidas, de las cuales podrán beneficiarse un amplio abanico de ciudadanos.

El cierre de todos los establecimientos de juego de Estados Unidos ha supuesto de facto el cierre patronal y que una cifra enorme de trabajadores hayan perdido su empleo. Desde el primer instante AGA estuvo en las conversaciones con los partidos demócrata y republicano.

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.