El impacto económico del Covid-19 refuerza la tesis en formaciones del legislativo filipino, luego que en septiembre de 2019 el Ministerio de Hacienda aseguró revisitar una iniciativa privatizadora de los casinos en 2016.

Las intensas medidas de cuarentena por el impacto del coronavirus, que están siendo especialmente severas en la isla de Luzón, han revitalizado la propuesta de venta de los 47 casinos propiedad de PAGCOR (Philippine Amusement and Gaming Corporation), que también actúa como regulador de Juego en Filipinas.

La expectativa de una eventual venta de PAGCOR ha sido cuantificada en torno a 300 billones de pesos filipinos, cantidad que la formación minoritaria en el Senado, encabezada por Franklin Drilon, estima que contribuiría a combatir la problemática sanitaria y económica actuales.

La reacción a esta propuesta que los responsables de Hacienda ya aventuraron como analizable en septiembre de 2019 ha sido recibida fríamente desde PAGCOR. Su presidente, Andrea Domingo, ha comunicado que "los ingresos de PAGCOR ya van directamente al Gobierno", lo que presupone su descarte.

PAGCOR, que actúa como operador y regulador de los casinos en Filipinas desde su fundación en 1971, suma 11.000 empleos directos.

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.