UNIDESA

BetPhoenix, una empresa de afiliación asegura el acceso a portales de apuestas a cualquier residente estadounidense, pese a que apenas tres Estados autorizan legalmente esta opción.

Abrir una cuenta para apostar en acontecimientos deportivos desde Estados Unidos apenas llevará a un ciudadano de aquel país cinco minutos.

Lo que tarde en firmar los 'términos y condiciones' de Betphoenix y acreditar un depósito de al menos 25 dólares a través de una tarjeta de crédito u otro método habilitado por la empresa de afiliación.

Desde el portal se admite que es probable que el uso de ciertas tarjetas de crédito sean vetadas por las entidades financieras que han establecido cortapisas para transacciones relacionadas con juegos de azar.

Hasta hace unos meses las autoridades fiscales estadounidenses mantenían unos niveles de vigilancia muy elevados para impedir que ciudadanos estadounidenses pudieran efectuar apuestas a través de portales residenciados en otras jurisdicciones (Costa Rica ha sido un clásico). La despenalización de las Apuestas a cargo del Tribunal Supremo a comienzos de mayo capacita que los Estados regulen esta práctica en sus jurisdicciones, tanto presencial como online, aunque el proceso se prevé lento hasta que se extienda a todas las jurisdicciones. La vía online a través de webs internacionales quedaría actualmente en un aparente limbo jurídico.

BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.