Los inminentes comicios electorales británicos no sólo resultan extraños por celebrarse a finales de otoño y por el brexit, sino también porque liberales demócratas y laboristas han situado aspectos relativos al Juego Online en sus programas.

Los liberales demócratas siguen defendiendo prohibir el uso de tarjetas de crédito, restringir la publicidad y crear la figura de 'defensor del juego o jugador'. Los laboristas prometen una nueva ley del Juego que incluiría abordar la edad digital mínima de acceso a las modalidades, aparentemente relacionadas con la asignación de límites y mecanismo de compensación para el consumidor.

Es importante precisar que las medidas que afloran en los medios sobre las políticas de los partidos resaltan que se están refiriendo al Juego Online. A diferencia de las mezclas que suelen acompañar los mensajes políticos en España, en Reino Unido está quedando meridianamente claro que la referencia es el Online. Matiz relevante.

La era de los clientes VIP en el Online podría ser historia si los partidos con opción de Gobierno implementan su propuesta: la oferta de incentivos a clientes que estén perdiendo, parece que será eliminada; lo mismo que el uso de apuestas gratis.

Donde quedan zonas muy oscuras sobre cómo afrontar determinados parámetros es en el tratamiento de las carreras de caballos. Ninguna de las tres formaciones ha querido o ha obviado referirse a este segmento tan relevante en la economía e industria británicas.

BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.