Las "debilidades" en las jurisdicciones sueca, noruega y holandesa (mercado no regulado) explicarían la caída del 11% de Betsson Group en Europa.

El balance económico del cuarto trimestre sería bastante ilustrativo sobre la tendencia de Betsson. La facturación bruta superó no llegó a los 1'29 billones de coronas suecas, un resultado inferior a los 1'44 billones acreditados en el mismo período de 2018. Tanto los juegos de casino como las apuestas advirtieron descensos del 10 y del 9%, respectivamente.

La facturación del ejercicio 2019 de Betsson Group descendió un 5% hasta situarse en los 5'17 billones de coronas suecas. Mientras, el beneficio operativo de todo el ejercicio se limitó a 0'86 billones de coronas suecas frente a los 1'2 billones en 2018.

Suecia, el que sería mercado doméstico de Betsson Group, no ha evolucionado según las expectativas de la compañía. Así lo reconoce la empresa aduciendo "la existencia de un alto número de operadores, muchos de ellos sin beneficio".

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.