En el primer trimestre de 2020 se consumó la integración de DraftKings y SBCTech, lo que no ha evitado un balance negativo superior a los 30 millones de dólares.

El CEO de DraftKings, Jason Robins, reconoció el viernes pasado que no espera que el Covid-19 repercuta negativamente en los planes de futuro de la compañía. Previsión que coincidía con la divulgación del balance financiero del primer cuarto de 2020, un período relevante porque durante el mismo se produjo la fusión de DraftKings y SBTech.

El report correspondiente a la nueva sociedad emergente de la fusión de DraftKings y SBTech en enero/marzo de 2020 revela una facturación cercana a los 100 millones de dólares, lo que ha supuesto un saldo desfavorable de 32 millones de dólares. Sin embargo, la cotización en Bolsa no se ha visto resentida, y en el mercado bursátil neoyorquino el valor de sus acciones evidenció nuevas alzas.

Los daily fantasy sports de DraftKings se estrenaron el pasado abril en Colorado y Pennsylvania. La compañía admitió 720.000 clientes/mes en el primer trimestre, tanto en apuestas deportivas como en casino, lo que supone un crecimiento del 16'3% sobre el dato de 2019. Paralelamente el gasto medio mensual creció un 10'8% hasta situarse en los 41 dólares.

A finales de marzo informamos que SBTech había sufrido un ataque masivo de hackers. A raíz de la divulgación de los datos financieros, comprobamos que los costes de remediación para afrontar los ciberataques supuso a la compañía 1'3 millones de euros; el impacto de aquella situación también afectó a sus negocios en el terreno retail.

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.