La paralización de nuevas autorizaciones de máquinas B acordada por el Ejecutivo y suscrita por el Parlamento Foral ha acentuado más si cabe las dificultades en un ejercicio con muchas jornadas de cierre y restricciones de horario y aforo.

Las BR o máquinas recreativas instalables en la hostelería de Navarra apenas observaron altas en el ejercicio con una cfra de 71, a diferencia de lo ocurrido en el ejercicio 2019 cuando las altas llegaron a la cantidad de 472 (entre las distintas tipologías). Es un claro indicador de la dificultad del ejercicio 2020 que concluyó con 1.514 máquinas BR en explotación, 93 por debajo de las 1.607 contabilizadas al finalizar el año 2019.

Las altas realizadas de BR en el período fueron 71 frente a las 157 bajas, y el número de canjes alcanzó los 175.

Sobre el total de 1.514 máquinas BR contabilizadas, 1.357 eran las que efectivamente permanecían como oferta de los locales de hostelería, situándose las restantes 157 en salones de juego y bingos.

La única tipología B que observó, aunque fuera un mínimo crecimiento interanual, fue la BM o multipuesto con una cifra de 335 unidades, 40 por encima de las 295 acreditadas un año atrás.

El número de BR en Navarra se ha movido en parámetros de una gran sostenibilidad tradicionalmente. En 2016 acumulaba una cifra de 1.697 unidades por lo que en estos cinco años transcurridos (siempre con inclinación a la baja) la pérdida acumulada se ha situado en 183 unidades.

 

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.