30 millones de forma inmediata y otros 70 antes de concluir mayo, como complemento de la reducción de más de 350 millones de euros por parte de los actuales emisores de bonos, cuyos vencimientos de la nueva deuda remanente en "niveles sostenibles" se amplían a septiembre de 2026 y noviembre de 2027.

El acuerdo alcanzado con "un grupo significativo de acreedores" (titulares de una mayoría de los bonos emitidos) permite cubrir las necesidades de liquidez de la compañía para el mantenimiento de la actividad hasta la reapertura total del negocio y la normalización en la generación de caja, según indicó Codere en un comunicado emitido el pasado viernes. La liquidación de Codere, SA abre la puerta a una eventual exclusión de cotización en Bolsa.

Los mayores accionistas actuales de Codere son los fondos estadounidenses Prudential y Silverpoint, que accedieron en 2014.

¿Cómo se ingresan los nuevos fondos? A través de una emisión adicional de bonos super senior por un importe de 100 millones de euros, que en el primer tramo distinguen 30 millones de manera inmediata y otros 70 antes de fin de mayo. Los 125 millones restantes llegarán al cierre del proceso de reestructuración.

Los acreedores capitalizan más de 350 millones de euros de deuda relativa a bonos senior garantizados ya existentes, lo que significa una reducción de los actuales niveles de endeudamiento que reducirían el pasivo en torno a los 700 millones de euros (tres veces el EBITDA esperado cuando concluya la pandemia), que se estima "nivel de deuda sostenible"
Los acreedores de los bonos senior garantizados existentes asumen el control del 95% del capital de la nueva cabecera como culminación del proceso de reestructuración emprendido para completar esta operación. Los accionistas actuales de Codere pasan a controlar el 5% de la sociedad emergente.

El acuerdo estipula que los accionistas obtendrán warrants (valores negociables en Bolsa que otorgan a sus titulares el derecho a realizar una compra o una venta del activo). Los warrants les darán derecho para recibir hasta un 15% de una valoración superior a los 220 millones de euros en una eventual futura venta de la compañía u otras operaciones de corte similar en el plazo de 10 años.

La prevista liquidación de Codere, SA permitirá que sus actuales accionistas puedan acceder a participaciones en el capital de la nueva cabecera del Grupo, o bien opcionalmente a una compensación económica que resultaría de la venta de la parte proporcional de sus acciones.

Todo el proceso de reestructuración prevé completarse en el cuarto trimestre de 2021 para "asegurar el futuro de la compañía, gracias a la confianza de sus bonistas en las perspectivas del Grupo, en su equipo gestor y en los más de 10.000 empleados que integran la organización".

Codere confirma que la Junta General de Accionistas Extraordinaria ya ha sido convocada, tras recibir el apoyo accionarial mayoritario.

 

R. Franco
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC
BANNER-BLANC

Buscar

Área Privada de Clientes

Área Privada de Suscriptores de la revista Joc Privat.